biceps.es.

biceps.es.

Haz crecer tus bíceps con entrenamiento de repeticiones forzadas

Introducción

Si estás buscando aumentar el tamaño de tus bíceps, probablemente ya has probado varios tipos de entrenamiento. Probablemente ya hayas intentado hacer más repeticiones, levantar más peso, diferentes tipos de ejercicios, etc. Hoy, te vamos a presentar una técnica diferente que puede ser capaz de ayudarte a conseguir los bíceps que siempre has querido. Se trata del entrenamiento de repeticiones forzadas.

¿Qué son las repeticiones forzadas?

Antes de profundizar en el entrenamiento de repeticiones forzadas, es importante que entendamos lo que son las repeticiones forzadas. Estas son repeticiones adicionales que se realizan después de que el músculo ya ha llegado al fallo muscular. Es decir, son repeticiones extras que se realizan con la ayuda de un entrenador, un compañero de entrenamiento o incluso, por tu propia cuenta con el uso de una máquina.

Cómo hacer las repeticiones forzadas

Para hacer repeticiones forzadas, primero debes llegar al fallo muscular en tu último juego. Una vez que sientas que no puedes realizar más repeticiones sin ayuda, es el momento de hacer las repeticiones forzadas. Esto puede hacerse de diferentes maneras según el ejercicio que estés realizando. Por ejemplo, si estás haciendo curl de bíceps con mancuernas, necesitarás un compañero de entrenamiento. Una vez que hayas hecho todas las repeticiones que puedas por tu cuenta, pide ayuda a tu compañero para que te dé un pequeño impulso para que puedas hacer una o dos repeticiones más. Si estás usando una máquina, algunas tienen un dispositivo que puede ayudarte a hacer repeticiones adicionales. Otra opción es hacer una pausa brevemente durante la fase excéntrica (la fase en la que bajas el peso) y luego volver a levantar el peso durante la fase concéntrica (la fase en la que levantas el peso).

Beneficios del entrenamiento de repeticiones forzadas

Hay varios beneficios que pueden obtenerse del entrenamiento de repeticiones forzadas.

Aumento de la intensidad

Cuando realizas repeticiones forzadas, estás añadiendo un nivel de intensidad adicional a tu entrenamiento. Esto significa que estás trabajando tu músculo más allá de lo que podrías hacer por tu cuenta. Cuanto más trabajes tus músculos, mayores serán los cambios en la composición corporal.

Mayor masa muscular

El entrenamiento de repeticiones forzadas puede ser muy efectivo para aumentar la masa muscular. Al obligar a tus bíceps a trabajar aún más duro de lo normal, estás proporcionando un estímulo adicional que puede hacer que tus músculos crezcan más rápidamente.

¿Quién puede beneficiarse del entrenamiento de repeticiones forzadas?

En general, el entrenamiento de repeticiones forzadas puede ser beneficioso para cualquier persona que esté buscando aumentar el tamaño de sus bíceps. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta técnica puede no ser adecuada para los principiantes. Si eres nuevo en el mundo del entrenamiento de fuerza, es posible que desees esperar hasta que hayas adquirido cierta experiencia antes de intentar las repeticiones forzadas.

Cómo incorporar el entrenamiento de repeticiones forzadas en tu rutina de entrenamiento

Si decides añadir el entrenamiento de repeticiones forzadas a tu rutina de entrenamiento, es importante que lo hagas con cuidado. Esta técnica es muy intensa y puede ser difícil para tu cuerpo si no lo estás haciendo correctamente. Lo mejor es empezar añadir las repeticiones forzadas gradualmente en tu entrenamiento. Por ejemplo, podrías hacer una o dos series de repeticiones forzadas en el último set de tus ejercicios de bíceps durante la primera semana. A partir de ahí, puedes ir aumentando el número de series y/o el número de repeticiones forzadas que haces.

Conclusión

El entrenamiento de repeticiones forzadas es una técnica efectiva para aumentar el tamaño de tus bíceps. Si decides incorporar esta técnica en tu rutina de entrenamiento, hazlo gradualmente y con cuidado para evitar lesiones. Con el tiempo, podrás ver los resultados de tus esfuerzos y tendrás los bíceps que siempre has querido.